Informe especial de Finanzas San Luis

Por Pablo Rossi (*)

Los mercados financieros a nivel mundial mostraron una estrepitosa caída durante toda la semana pasada y siguió esta tendencia el lunes y martes pasados. La bolsa local sufrió un fuerte derrumbe de aproximadamente un 38% en dólares, y del 30% en pesos. Solo el viernes 13 el índice bursátil S&P Merval se mantuvo casi estable respecto a la jornada previa, y subió apenas un 0,3% alcanzando los 28.447,97.

Las expectativas de los corredores locales no muestran señales de recuperación, como la de los mercados de la región, donde por ejemplo el Bovespa brasileño y el mercado peruano cortaron el derrumbe la semana pasada cerrando el viernes 13 con un crecimiento del 11% para el mercado brasileño y del 9% para el peruano. En nuestro caso los mercados este lunes y martes continuaron su tendencia a la baja, acumulando descensos de prácticamente un 20%.

A nivel mundial los mercados están ajustando sus expectativas ante la inminente crisis que afectará a todo el globo durante el 2020, con las economías más grande del mundo como la de China, Estados Unidos, Japón y prácticamente toda Europa sumidas en la Pandemia del coronavirus. Los inversores se han visto obligados a abandonar los papeles del mercado financiero para refugiarse en activos más tradicionales como el oro o los nuevos Bitcoin.

Las principales economías del mundo han respondido al coronavirus cerrando sus economías a los movimientos de personas en primer lugar (cierre de los aeropuertos, suspensión de espectáculos públicos, cruceros varados) y de bienes en segundo lugar (restricción de la importación de bienes) lo que genera una importante disminución de la actividad económica a nivel mundial. Es una combinación de restricciones de oferta y de demanda. A fin de que tomemos conciencia sobre la gravedad del caso por ejemplo Walt Disney World cerró las puertas de sus parques, solo lo ha hecho 10 veces a lo largo de sus casi 60 años de historia (Disneyland abrió sus puertas el 17 de Julio de 1955), y en Francia cerró por primera vez en su historia el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes.

Quizás en nuestro país, por encontrarnos ya inmersos en una profunda crisis hace varios años, no notamos las importantes consecuencias que esta pandemia tendrá sobre nuestras vidas en general y nuestros bolsillos en particular. La crisis global repercutirá aún más sobre la ya deprimida actividad económica local, aumentando el desempleo y restringiendo el consumo de bienes que no sean de extrema necesidad (recordemos que las actividades de ocio ya se encuentran prohibidas para evitar la proliferación del virus). Pero como siempre, donde hay perdedores también hay ganadores, y por supuesto las estrellas del periodo serán aquellas actividades o bienes relacionados con la Salud. En nuestro país se suspendieron los shows de Maroon 5, Lollapalooza, partidos de futbol, ferias y convenciones, todas actividades con un gran costo de producción y realización, por lo que las pérdidas y las consecuencias se comenzarán a sentir en el mediano plazo.

Para nuestra Provincia las medidas siguen las directivas determinadas por el Ejecutivo Nacional. Se han cerrado las escuelas hasta el 31 de marzo, se han prohibido los espectáculos públicos. Así por ejemplo la carrera del Turismo Nacional APAT que se corría en La Pedrera, Villa Mercedes, el 14 y 15 de marzo se llevó adelante, pero sin la presencia de público. Por otra parte, ha restringido la actividad laboral en las principales dependencias públicas, y muchos comercios han comenzado a cerrar sus puertas de manera preventiva, permitiendo el acceso a determinado número de personas al mismo tiempo o atendiendo por medio de ventanillas.

Sumado a todo ello tenemos que recordar que la Argentina se encuentra en un periodo de reestructuración de deuda, por lo que el resultado de la semana negra para nuestro país, mas allá de la estrepitosa caída de la bolsa, fue el alza en el nivel del riesgo país el cual avanzó hasta aproximarse a los 4000 puntos básicos, moviéndose a una zona máxima, en la cual no se encontraba desde mediados de 2005.

Argentina necesita renegociar casi u$s70.000 millones en bonos públicos. No obstante, y contrariamente a lo previsto, el Ministerio de Economía todavía no presentó la oferta formal a los acreedores. Quizás esto hubiera sido una buena noticia para el mercado local ya que se podría haber potenciado o amortiguado por los anuncios realizados por los Estados Unidos para tratar de contener la crisis en la que se encuentra involucrado por la proliferación del coronavirus.

Según manifestaciones realizadas por el propio Ministro de Economía, Martín Guzmán, “la idea es tener todo listo para el 31 de marzo”, aunque aclaró que, si se extiende el plazo para cerrar un acuerdo será «solo por unos días».

Podemos afirmar que lamentablemente el coronavirus no solo se está llevando de este mundo a miles de personas. Poco a poco va dejando importantes secuelas sobre la economía, reduciendo la oferta y demanda de numerosas actividades, desacelerando la actividad económica, al igual que el contagio del virus, de manera exponencial.

(*) Es Licenciado en Economía por la Universidad Nacional de Río Cuarto. Docente de la Facultad de Ciencias Económicas, Jurídicas y Sociales de la UNSL en la asignatura Investigación Operativa.

© 2020 – Finanzas San Luis

Encontranos en Twiter – Facebook – LinkedIn – Instagram

estudiofinanzassanluis@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *