Un informe especial de Finanzas San Luis

por Juan Manuel Collado (*)

El ladrillo, el plazo fijo y el dólar son las tres alternativas populares por excelencia de ahorro en nuestro país, instaladas en la sociedad por el histórico retorno y el respaldo que han ofrecido. Pero estos hechos se condicen con el tiempo pasado, no solo por las reducciones de sus rendimientos y el incremento de las restricciones impuestas para operar, sino además por las nuevas alternativas de reemplazo, entre ellas las monedas estables (stablecoins) como DAI de MarketDao, o USD COIN de Centre apoyados por Cripto Circle y Coinbase .

Las monedas estables surgieron como una respuesta al interés por las criptomonedas y a su vez al rechazo generado por sus estrepitosos cambios de valor. Estas poseen una relación de precio totalmente equivalente a una divisa prefijada. DAI y USD COIN lo hace con el dólar, es decir que 1 DAI o 1 USDC = 1 USD.
Esto es posible ya que DAI y USDC está totalmente respaldada por otros activos financieros, esto quiere decir que todos los DAI y USDC circulantes se encuentran «colateralizados». Básicamente se puede colaterizar o respaldar en la creación de DAI cualquier activo que esté basado en la criptomoneda Ethereum (una criptomoneda más nueva que Bitcoin y abierta para su programación). Por cada DAI existente hay un activo que respalda su valor. En cambio los USDC están respaldados por dólares efectivamente depositados en una cuenta bancaria especial que se supervisa y audita constantemente por los reguladores de esta moneda (Centre). DAI y USDC puede llegar a tus manos porque la compraste en Argentina a través de: Ripio.com o Buenbit.com o la recibiste a cambio de la venta de bienes o servicios.


Ahora bien, ¿por qué un ahorrista promedio debería comprar Monedas Estables (nuevas y difíciles de comprender) y no dólares (clásicos y es de conocimiento popular como operar con ellos)? En este caso las percepciones dependen de nosotros. Pero observemos las ventajas sobre el dólar:


1.- Cumplen con todas las funciones de una moneda:
a. Reserva de valor. Al ser monedas respaldadas y ejecutadas bajo contratos inteligentes y, en el caso de USDC respaldadas por dólares reales, siempre conservarán su valor.
b. Medio de cambio. Cualquier cosa que represente un estándar de valor y se utilice para el intercambio de bienes y servicios es un medio de cambio. Sin dudas las monedas estables lo son, ya que son utilizadas para el pago de todo tipo de transacciones a lo largo del mundo. A través de Ripio, Buenbit o SatoshiTango (startups del mundo Fintech) es posible efectuar diferentes tipos de operaciones, desde las más complejas a las más sencillas. Por ejemplo: el pago de servicios como electricidad o gas.
c. Unidad de cuenta. Es una medida acordada entre agentes para expresar el valor de bienes y servicios. Si bien las monedas estables no son una medida extendida fuera del mundo de las criptomonedas, son utilizadas plenamente dentro del ecosistema de las fundaciones y organizaciones que las crearon y cada vez son más los adeptos a estas monedas.


2.- Al ser monedas con paridad constante soportan las fluctuaciones
propias de las monedas y resguardan el capital de la inflación y la
deflación
. Este beneficio no solo es para quienes buscan el resguardo de valor si no para quienes deben realizar pagos diferidos en un plazo de tiempo o realizar envíos internacionales de dinero.


3.- No poseen ni limitaciones estatales , ni restricciones horarias ni
precios de compra o venta.
Pueden ser compradas a cualquier hora del día y no son afectadas por las recientes restricciones impuestas por el BCRA, ni el impuesto solidario del 30%. No existen los cambios comprador y vendedor tradicionales. Al momento de comprar solo es necesario el pago de una pequeña comisión.


4.- En caso de ser utilizadas como ahorro, existen opciones que
permiten obtener retornos
como la Tasa de interés DAI (DSR): Esta otorga a todos los que posean DAI obtener intereses de forma automática y nativa al guardar sus DAI dentro del contrato DSR. Para el caso de USDC en Coinbase existe un programa de recompensa por el stock mensual de esta moneda.


La adquisición de estas monedas en nuestro país se puede realizar a través de varios portales, un ejemplo de estas son dos StarUp Fintech Argentinas, como: Ripio ( https://launchpad.ripio.com/ ) y Buenbit (https://www.buenbit.com/ ) o a traves de la plataforma de comercio de criptomonedas: Coinbase (https://www.coinbase.com/es/)
Como requisitos previos a la compra se debe crear una cuenta personal en la plataforma elegida para operar. Para la creación de estas cuentas es requerido información básica como fotos del DNI, nombre completo y lugar de residencia, entre otros. No es solicitado ningún respaldo o historial crediticio.
Al momento de adquirir estas divisas puntualmente se puede realizar de varias formas: a través de tarjetas de debito o crédito, a través de billeteras electrónicas o plataformas electrónicas de pago como Mercado Pago o Ualá y finalmente por depósito de dinero en efectivo en terminales de pago como RapiPago o Pago Fácil sin costo alguno (estas acreditaciones suelen tener una demora de 24hs).
Una vez que el dinero se encuentra acreditado en nuestra cuenta personal podemos adquirir las monedas estables que nos ofrezca la plataforma que hemos elegido, así como operar con las divisas que nos ofrezca la misma. De esta misma forma, es posible vender las divisas que hemos adquirido y obtener el equivalente en pesos en base a la cotización del momento en que realicemos la venta.


Las tecnologías financieras basadas en la descentralización como las criptomonedas vienen replanteando conceptos del mundo cotidiano del dinero y a su vez derribando los cuestionamientos o “imperfecciones” que hacen lenta su adopción. En este caso hablamos de la solución a la volatilidad de las monedas no fiduciarias y cómo a su vez estas presentan beneficios como el ahorro, la reducción de costos, la velocidad para ejecutar
operaciones, entre otros.


El mundo evoluciona a pasos estrepitosos y el sistema en el que está basado nuestra economía también debe cambiar con él.
Evolucionemos a herramientas más justas, accesibles y libres.

(*) es Contador Público por la Universidad Católica de Cuyo, sede San Luis. Maestrando en Economía y Negocios por la Universidad Nacional de San Luis. Asesor independiente. Apasionado por las finanzas descentralizadas y la administración estratégica

© 2020 – Finanzas San Luis

Encontranos en Twiter – Facebook – LinkedIn – Instagram

info@finanzassanluis.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *