Año 5 – Numero 156

Por Jorge Sosa

En esta edición:

  • Se intensifican las medidas y posturas del BCRA sobre el control de cambios
  • Empeora la situación económica del país
  • Nuevo análisis sobre la economía argentina
  • Preocupante caída de reservas del Banco Central
  • Algunos números de la semana
  • Mercados

Se intensifican las medidas y posturas del BCRA sobre el control de cambios

Esta semana dejó una sorpresa en el ámbito económico financiero  con una medida que adoptó el BCRA al difundir un listado de todos aquellos que habían efectuado compras de dólares por más de 10.000 unidades, dando a conocer varios detalles como por ejemplo sus CUIT y CUIL correspondientes.

Esto se ha considerado en cierta medida en un escrache casi inédito por parte de la autoridad monetaria, ya que en cierto modo viola el secreto bancario.

Por su parte el BCRA justificó que adoptó esa medida en base a las disposiciones que rigen sobre los límites para la adquisición de moneda extranjera y por ello publicó una lista de 29 páginas en las que contiene detalles aquellos compradores de más de UDS 10.000 y dejó en claro que todos ellos no podrán volver a adquirir nuevos billetes si no media una autorización a tal efecto.

En este sentido el BCRA ha dejado en claro con esta actitud que comenzará a ejercer cada vez más controles sobre las operaciones de divisas en pos de mantener el valor de la moneda estadounidense, y esto quedó claro cuando se asegura que al ser un sistema de comunicación pública no omite ningún dato que surja de las operaciones realizadas que superen el monto máximo permitido, y se aseguró que se iniciará una causa en la justicia penal para determinar si hay un delito por parte de los involucrados.

Empeora la situación económica del país

Luego de que el gobierno perdiera las elecciones PASO en agosto pasado la situación económica del país ha ido de mal en peor mostrando serias preocupaciones sobre la evolución de todos los índices micro y macroeconómicos que tanto aquejan los bolsillos de los argentinos.

La disminución en las reservas del BCRA por las permanentes intervenciones al mercado de cambios, el incremento del riesgo país, fuga de capitales y una inflación creciente pulverizan todas las pobres medidas económicas que va tomando el gobierno nacional y muestran un escenario complicado de cara a los próximos meses.

 Esta situación ha llevado al gobierno a utilizar medidas de controles en varios aspectos como por ejemplo el de cambios para evitar una escalada mayor en la cotización.

Esta volatilidad económica ha provocado una baja en los depósitos en dólares dada la creciente desconfianza por parte de los inversores lo que representa una preocupación para los bancos y la posibilidad de recuperar la inversión.

Ante este escenario el riesgo país ascendió a 2234 puntos básicos motivado en cierto aspecto también por la suba del bono del tesoro norteamericano y la disminución del BONAR 2020 y 2024.

Tal es el escepticismo de los mercados que a pesar que el candidato a presidente Alberto Fernández propone respetar los montos de la deuda pero alargando los plazos, no mostró un cambio en el humor de los tenedores de bonos que solo buscan desarmar sus posiciones.

Es por ello que en la última licitación de las letras de liquidez (Leliq) se intentó cubrir un vencimiento pero no alcanzó para su totalidad y quedaron 4000 millones de pesos sin renovar y es casi seguro que fueron a parar al dólar.

Nuevo análisis sobre la economía argentina

La agencia calificadora de riesgo Moody´s realizo en estos días un análisis sobre la economía argentina y opinó sobre varios aspectos del futuro de nuestro país.

Sobre los bonos que empiezan a vencer la entidad cree que los inversores van a esperar que asuma un nuevo gobierno para encarar una etapa de renegociación de sus tenencias, ya que la actual gestión carece de un escenario apropiado como para sentarse a proponer extender los plazos para cumplir con sus compromisos. Los inversionistas le han perdido la confianza al actual poder ejecutivo dada las condiciones electorales vigentes, y de esta manera ven innecesario confluir a una mesa de negociación antes de diciembre de este año.

Luego de la devaluación del peso, post elecciones, el riesgo país ha venido mostrando un aumento de más del 100%, lo que empeoró la calificación del país a situación de default.

Se prevé que la economía se contraerá un 2,5% para el próximo año y la inflación rondará en un 40% como mínimo y se mantendrá el gasto público en el torno al 40% de PBI, cuestión que hace inviable cualquier política económica que permita equilibrar las cuentas fiscales.

Esta coyuntura le agrega un problema adicional, que es cuando llegaría el desembolso de USD 5.400 millones del FMI que tanto espera el Misterio de Economía para cumplir con sus compromisos e intervenir el mercado de cambios. Ya se estima que va a haber un cambio de color político a partir de diciembre, por lo que se considera esterilizar cualquier diálogo antes de esa fecha como para concretar acuerdos sobre fechas de pagos y políticas económicas.

Preocupante caída de reservas del Banco Central

Es evidente que el resultado electoral de agosto ha sacudido las finanzas y condiciones económicas del país. Una gran crisis de confianza se ha apoderado de los mercados y está produciendo una sangría de divisas que parece no encontrar un final.

En tan solo 6 meses el BCRA ha perdido USD 28500 millones de sus reservas con el objetivo de controlar el tipo de cambio y no terminar por eclosionar en los últimos meses del mandato presidencial.

Luego de las PASO, la reducción de depósitos en dólares producto de una desconfianza generalizada sobre las medidas económicas que pueda adoptar el próximo gobierno, ha motivado a la entidad bancaria marcar una presencia mucho más agresiva en la intervención diaria por la fuerte demanda del dólar.

El saldo del último viernes dejaron en claro que los USD 48.938 millones representa un 26,2% menos de reservas desde las elecciones primarias. Este porcentaje comienza a preocupar seriamente a los tenedores de bonos que ya avizoran un default inminente y ven comprometidas sus futuras colocaciones o compras futuras.

Un descenso en los depósitos en dólares, de los cuales el 36% se consideran como reservas del BCRA por encajes, ya suman USD 11 mil millones y representa 1/3 de lo que había antes de agosto de este año.

De esta manera los bancos ya no realizan préstamos en moneda extranjera y definitivamente este es un factor más que afecta la inversión y producción.

Las contantes intervenciones al mercado cambiario también jaquean los saldos de reservas ya que la oferta de dólares se ve disminuida por la época del año respecto al agro y por la orientación que tienen los inversionistas y ahorristas. Para poder cubrir el desequilibrio entre la marcada demanda de dólares el BCRA debió vender USD 2.999 millones por su participación en la plaza de contado, monto que también lastró a las reservas.

Algunos números de la semana

En el panel líder la semana arrojó un coeficiente negativo del 4% llegando a los 28700 puntos, pero si la medición se realiza en dólares usando de parámetro el contado con liqui se ganó el 1% mostrando una mejora de las compañías que cotizan en Nueva York.

Si el análisis lo realizamos en el periodo 2019 el saldo negativo es muy preocupante ya que las acciones llegan a caer un 75% en dólares y un 5% en pesos. Todo esto motivado por la inestabilidad económica y la nueva situación que han generado las elecciones primarias en la que la actual gestión terminó perdiendo por casi 20 puntos.

La mayoría de los analistas coinciden que lo que resta del año va a ser un escenario muy complicado que va a estar marcado por una fuerte volatilidad en el mercado de cambio que contraerá aún más la actividad económica.

Esta inestabilidad ha obligado al gobierno a reunirse en varias oportunidades con las autoridades del FMI, ya que hay temor que no se termine concretando el tan ansiado desembolso de USD 5400 millones y empeore aún más la coyuntura cambiaria.

En su informe, Portfolio Personal detalló que “la deuda soberana opera en paridades del 42% (se recuperan 42 dólares por cada 100 invertidos), que anticiparía pérdidas en Valor Presente del orden del 53%”, lo que constituye una paridad «aún por arriba de los niveles del 30% registrados en el 2002/2003, y que anticiparon pérdidas del 75% con la reestructuración 2005″. (fuente: Infobae)

Mercados

La última semana completa de setiembre terminó con una caída del S&P Merval del 3,94%, siendo las acciones más perjudicadas las de Central Puerto (-15,87%), Edenor (-14,12%) y Telecom (-10,65%). Entre los activos que tuvieron alza se destacan Holcim (+6,58%), Banco Macro (+1,47%) y Grupo Financiero Galicia (+0,86%).

Por el lado de las divisas el dólar cerró la semana cotizando a $59,00 para la venta (TCV-BNA) mientras que el euro cerró a $66,00 por unidad (TCV-BNA).

© 2019 – Finanzas San Luis

estudiofinanzassanluis@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *